Libros de segunda mano o libros nuevos

¿Por qué hay gente que compra libros de segunda mano? Incluso… ¿por qué hay gente que prefiere comprar libros usados antes que nuevos? ¿Sólo por precio? Está de moda el rollo ese de la economía circular. ¿Compráis libros de segunda mano por seguir esta moda de la sostenibilidad? Otra posibilidad es la de acceder a libros descatalogados… pero no todo lo que vendemos está descatalogado. ¿Por la experiencia de compra? De repente encuentras ese libro perdido en tu memoria, ese libro que no sabías que querías leer y consigues una experiencia de compra brutal. Sin embargo nosotros os vamos a dar otro motivo mucho más importante…

… y es que un libro de segunda mano y otro nuevo no se diferencian en nada. Y te lo vamos a demostrar.

¿Qué esperas de un libro? Aquí hay muchas cuestiones, todas personales, subjetivas y válidas. Hay quien lee porque quiere aparentar, llegar a la taberna con serrín en el suelo del barrio y decir que se ha leído El péndulo de Foucault y Ulises del derecho y del revés.

Otros sólo buscan entretenimiento. Lecturas fáciles para pasar el rato, que no hagan pensar, párrafos cortos, sin descripciones, mucho diálogo y unos protagonistas guaperas. El libro no puede pasar de doscientas páginas, y se debe leer en una tarde de domingo mientras se escucha a Manolo García, se pone la lavadora y se espera a que la masa de las croquetas esté en su punto óptimo.

También está el lector reflexivo, ese que si no se trinca mil setecientas páginas con letra diminuta de ética griega, le parece que su existencia, desde el plano más puro y metafísico, carece de sentido y busca volarse la tapa de los sesos con un trabuco medieval.

No podemos olvidar al lector práctico que busca en los libros utilidades tipo cómo configurar emeesedos desde un commodore, cómo hacer la masa light de las croquetas para el individuo/a de las lecturas fáciles, o cómo hacer el Camino de Santiago visitando la Dama de Elche en invierno sin pillar a la Filomena.

Gracias a que hay muchos tipos de lectores y cada uno con sus propias perversiones, existen un puñado de editoriales que intentan sacar productos acordes a los desatinos de esas personas humanas que prefieren leer antes que tragarse telebasura.

Hay otro tipo de lector. El lector informal, con aparente poco criterio pero que en el fondo simplemente esconde gusto y disfrute por leer, que se pira al supermercado y se lo pasa teta leyendo la información nutricional de los precongelados.

Un tipo que es capaz de leer un best seller, lectura fácil, porque está cansado del día que ha comenzado a las seis de la mañana y a las diez de la noche sigue dándole a la masa de las croquetas para comer al día siguiente.

A la mañana siguiente igual le apetece un ensayo sobre existencialismo y se lo trinca de una sentada, o le da a uno de esos libros de editoriales independientes que editan la literatura albanesa de manera exquisita.

Es un tipo que lee de todo, porque su vida y su felicidad consiste en eso, en leer.

A este tipo de personas se la trae floja si el libro es de segunda mano o nuevo. Si es un libro usado y malgastado o viene embalado con una tonelada de plástico.

Porque un libro que el lector no ha leído nunca, sea de segunda mano o nuevo… es una lectura nueva.

Y este es uno de los motivos por los que muchos compráis en las librerías de segunda mano. Porque descubrís libros que no sabíais que queríais leer. Porque un libro que no has leído nunca, amigo lector, da igual que se haya editado en los años noventa o la semana pasada, simplemente es una experiencia nueva.

Los gurús de la economía buscan eso, experiencias nuevas, dicen que los clientes premian las experiencias de compra novedosas.

En una librería de segunda mano como Re-Read Bilbao, ponemos todos los días cientos de novedades. O sea, cientos de experiencias de compra nuevas. Y por eso hay gente, lectores de los del disfrute, que vienen periódicamente a visitarnos, todos los días, todas las semanas o todos los meses, buscando nuevas experiencias de lectura.

Y si no las encuentran, si otros se les adelantan, se marchan de Re-Read Bilbao totalmente frustrados.

Esta es la demostración de que da igual un libro usado, de segunda, tercera o quinta mano, o nuevo recién salido de la imprenta, lo que importa es su lectura.

Porque el libro, es un objeto maravilloso, palparlo gusta, mola su olor, sentir su presencia reconforta y aporta sosiego, pero ojo, en realidad su poder está en sus páginas, en lo que tiene que decir, en el poso que le deja al lector.

La historia que cada libro cuenta es lo que cuenta.

Los libros nos gustan, pero es el acto de leer, la lectura, en donde reside la magia.

Por este motivo, importa poco si el libro es de segunda mano o nuevo.

Por esto es tan importante la labor de los libreros, porque independientemente de la longevidad del libro, nuestra misión es unir lecturas con lectores.

Y esto, no se enseña en ningún sitio, se aprende cada día que se abre la persiana.

Es lo que tratamos de aprender en Re-Read Bilbao.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s