8 libros de segunda mano sobre pandemias morrocotudos

Egun on Re-Readers,

El Comprador de Libros apenas tenía pelos en los huevos cuando leyó Más grandes que el amor, de Dominique Lapierre. Sí, ese, el Patrick Swayze de La ciudad de la alegría.

Dominique Lapierre junto con Larry Collins (Laberinto), coautor de muchas de sus obras como El quinto jinete, ¿Arde París?, y ¡Oh Jersusalén!, encontraron un filón uniendo varios géneros narrativos: ponían un poco de suspense por aquí, una investigación por allá, un hecho histórico verídico que resultase atractivo, varias porciones de emociones e injusticias, algo de crónica periodística… el resultado, además de libros más que dignos, era petarlo durante años en los rankings de ventas de todo el mundo.

Años más tarde su sobrino, el premio planetizado Javier Moro (El sari rojo, Pasión India, El imperio eres tú…) después de colaborar y aprender una barbaridad con su tío, utilizaría parecidos recursos para continuar petándolo. Dos años después de que Dominique Lapierre publicara Más grandes que el amor, El Comprador de Libros además de llevar melena al viento, se compró Senderos de Libertad, la primera obra de Javier Moro en solitario basada en la vida del cauchero Chico Mendes, quien por luchar de manera pacífica como activista medioambiental murió de forma violenta por los adalides del progreso.

Más grandes que el amor habla de los esfuerzos de varios equipos de investigadores para hallar una vacuna contra la enfermedad que más acojonaba en los años 80 y 90: el sida. Que por cierto, sigue acojonando.

Nota para quienes hayáis aguantado tanto nombre y libro: la ignorancia no está considerada por la comunidad científica como una enfermedad, pero posiblemente sea la mayor plaga de la humanidad.

El caso es que con todo este rollo del COVID-19, por aquello de concienciar todavía más, queríamos aprovechar para recomendaros este libro. De lectura obligatoria para todo aquel que se pasa por el forro todas las medidas sanitarias. El esfuerzo sobrehumano de estos profesionales que dan su vida investigando enfermedades sin cura, merece un respeto.

Estaría bien que la gente empatizara con los científicos que se sacrifican por una sociedad que luego se pasea por botellones, playas y centros comerciales.

El adolescente Comprador de Libros después de leer Más grandes que el amor, fue derecho donde sus progenitores y les dijo aquello de yo quiero ser científico. Éstos, optaron por dar una buena dosis de medicación para erradicar utopías a mano abierta. Hijo,dijeron con buen tino, la investigación científica salva vidas pero no paga Mercedes ni chaletes en primera línea de playa, que es para lo que tú has nacido.

Treinta años después, El Comprador de Libros sigue sin Mercedes ni segunda vivienda mientras que la investigación sigue salvando vidas empobreciendo a científicos honrados. A esta injusticia no hay ficción que la supere (me refiero a lo de los científicos, no a lo de no conducir Mercedes, que también).

La literatura se nutre de morbo. Por ello, para quienes necesitéis más dosis de médicos y confinamientos, os dejamos un pequeño listado de libros que solemos tener en Re-Read Bilbao sobre esta perturbadora materia:

El médico de Noah Gordon

Epidemia de Frank G. Slaughter (autor que también lo petaba hace unos años pero del que ahora nadie se acuerda)

La peste de Albert Camus

La amenaza de Andrómeda de Michael Crichton

La plaga de Ann Benson

En el blanco de Ken Follett

El síndrome Pinocho de David Zeman (este hasta lo tenéis estos días en nuestro escaparate)

Como véis un poquito de todo. Recordad que estamos en un mundo en el que la realidad supera a la ficción.

Que tengáis una muy buena semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s