Un inesperado mes de Julio

Es nuestro primer mes de Julio en Re-Read Bilbao. Y ha sido un mes complicado, básicamente porque nos hemos equivocado en todas y cada una de nuestras expectativas y decisiones.

La parte buena es que dichas equivocaciones han sido para bien, han contado a nuestro favor, así que esta vez la suerte nos ha sonreído.

Para empezar, pensábamos que nadie iba a entrar por la puerta por aquello del veranito, de la jornada intensiva y las merecidas vacaciones, que íbamos a palmar pasta y mirábamos de reojo la cuenta corriente para pagar todos los gastos, incluido el dichoso IRPF, ese que cada 3 meses hay que liquidar (¿a quién se le ha podido ocurrir ese sistema?, que alguien nos lo explique).

La realidad ha sido bien distinta y aunque es un mes con varios festivos y algún que otro puente que nos hemos tenido que coger por motivos personales, la respuesta de nuestros clientes (¡¡y amigos!!) ha sido más que satisfactoria y este mes, para nuestra sorpresa, no va a ser necesario tirar de los ahorros para pagar el alquiler. ¡¡Objetivo cumplido!! Hombre, tampoco nos da para desayunar gambas a la plancha, pero teníamos las expectativas tan bajas que el superar el mes en positivo ha resultado ser toda una sorpresa.

Otra cuestión inesperada ha sido la de la compra de libros en tienda. Ha sido brutal. ¡¡Os habéis puesto todos de acuerdo para vaciar trasteros!! Ha habido días que hemos comprado más de 400 libros en el local, que se dice pronto. Más de una pila de libros ha amenazado con derrumbarse sobre nuestras cabezas. Natalia y Alexia han estado peleando como jabatas, comprando y vendiendo como si fuesen brokers de Wall Street. ¡¡Unas campeonas!!

Nosotros que teníamos la esperanza de ordenar y catalogar como Dios manda (¡¡ooootra vez!!) el almacén pensando que íbamos a comprar poco, ha resultado que tenemos una vez más un espacio caótico de cajas y libros de todo tipo que pululan en las entrañas de nuestra librería. Entre los libros que nos habéis traído y las recogidas en casa que teníamos concertadas… os podéis hacer una idea de la barbaridad de volúmenes que vamos atesorando. Ya no entramos, nos hemos dicho en más de una ocasión, y algún que otro día hemos tenido que abrir la persiana a eso de las 6:30 h de la mañana para pelearnos a brazo partido con las cajas del día anterior.

Seguimos de sorpresa en sorpresa. Belén Lucas había preparado un Taller de ilustración a primeros de Julio, que se ha convertido en ¡¡dos talleres!!. Los participantes: fantásticos. Los trabajos: de arte sublime. Nosotros: contentos a más no poder, felices, que se nos nota. Y ojito, que Belén… ¡¡quiere volver!! (¡¡pero cuánto vicio!!) Del primer taller nos llegó esta maravillosa postal que nos hizo tanta ilusión…

Postal Taller Ilustración Belén Lucas
Postal Taller ilustración Belén Lucas

Con tanto trajín no hemos podido leer lo que nos hubiese gustado (la paradoja del librero), ni alimentar este blog como se merece, ni proponer lecturas para novatos ni….., ni muchas cosas de una lista de tareas que no decrece.

Tenemos pendiente un par de llamadas para las próximas actividades que tampoco hemos podido hacer: charlas, nuevos talleres, alguna pequeña locura, una excursión pendiente a Quintanalara (¡¡Marta, nos debes una llamada!!)… Esas cositas que no nos dan de comer pero que nos molan.

Lástima, se nos han juntado tantas cosas en este mes que no hemos podido corresponder a nuestros compañeros de Donosti. ¡¡Han cumplido su primer añito!! Zorionak kompis!! No pudimos ir a su fiesta de aniversario, pero nos reservamos para la del año que viene.

Como de Re-Read va la cosa, otra grata sorpresa fue la de conocer en persona a nuestros nuevos compañeros de Vitoria, ahí andan montando estanterías a tope, que ¡¡abren ya!! El año que viene promete con tanto aniversario Re-Read. ¡¡Mucha suerte y ánimo que sabemos lo que son los primeros días!! Una locura que tampoco decrece y a la que se irán acostumbrando.

Para acabar, una despedida, la de nuestro amigo Hugo que se muda a Mataró. Abrir Re-Read Bilbao nos ha permitido conocer a gente como él. Les deseamos lo mejor y sobre todo un montón de divertidas y sanas lecturas para el pequeño Ignacio. Nuestros compañeros de Mataró ganan un excelente cliente y mejor persona.

Este ha sido el mes de Julio en Re-Read Bilbao, una continua y feliz paranoia.

Pero como dice la canción… no estamos locos, que sabemos lo que queremos.

A ver si continúa la suerte y nos volvemos a equivocar en agosto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s